Eduardo Miura: “No podemos vivir sólo de la leyenda”

Interesantes fragmentos de la entrevista de Juanma Lamet a Antonio Miura en el diario Expansión (2/3/2013):

Decir Miura es decir leyenda. Una leyenda grabada con letras de oro en la historia de la tauromaquia, pero también una historia de éxito ganadero inscrita en los anales del sector privado español. Desde 1842, la marca Miura ha encarnado en los ruedos la casta, la bravura y el peligro –“de Miura me da miedo hasta el nombre”, exageraba Curro Romero–.

Fuera de las plazas, esta empresa familiar ha sobresalido siempre por su trabajo detallista, prolijo y lento, forjado por la solera. Valores universales que se pueden resumir en una palabra: “Tradición”. Así lo asegura el ganadero Eduardo Miura, custodio de los toros más famosos de todo el orbe.

 

MIURA-LOGO1

Tras 16 años pilotando la ganadería junto a su hermano Antonio, y tras haber presidido la principal patronal de criadores de toros de lidia, Miura hace balance de su carrera. Y tira de humildad al hablar del legado que le gustaría dejar tanto en el mundo táurico como en el empresarial.

“Me conformo con transmitir el legado a la nueva generación de la familia. No me considero tan importante. Yo soy lo que soy por venir de donde vengo”. Y agrega, con una lógica aplastante: “¡Con este apellido no podía ser otra cosa que ganadero de toros!”, señala.

Eduardo Miura

¿Cómo se gestiona una empresa cuando además es una leyenda?

En muchas cosas, exactamente igual. La leyenda te ayuda a la hora de las ventas, pero nada más. Como es natural, nuestros toros tienen un precio superior a los de otras ganaderías, por nuestro nombre, pero no te regalan nada por llamarte Miura; al revés, te exigen más. Por eso intento siempre seguir el camino de mis antepasados.

¿Se puede vivir de criar toros de lidia? ¿Es rentable la ganadería de Miura?

Sí. Nosotros vivimos de esto. No tenemos más inversiones que la ganadería y las explotaciones agropecuarias.

¿Y cuál es la fórmula secreta de Miura para haber sobrevivido tantos años mientras caían otras ganaderías?

Trabajo. Y también suerte, aunque la suerte hay que buscarla. Porque todos los años nos examinamos, continuamente, en cada corrida de toros. No podríamos vivir siempre de la leyenda; tenemos que trabajar para seguir manteniendo nuestro prestigio ante un público que va cambiando de gustos. Es muy difícil adaptarse, pero Miura lleva más de 70 años… y todavía seguimos aquí.

Como jefe, ¿usted es más de torear o de embestir?

Hay que hacer las dos cosas (risas). A veces hay que estar templando con la mano izquierda y otras ve- ces, mandando con la mano derecha.

Miura Maestranza Jesús Molinero Méndez

La gestión de Miura es muy peculiar, sobria, a la antigua…

Sí. Mi hermano y yo llevamos una gestión muy particular. Nuestra concepción es que una ganadería brava la tienen que llevar los propietarios de forma muy directa. Lo hacemos todo, nos implicamos hasta el último detalle.

Estamos en todas las faenas, aunque haya que echar cuatro o cinco horas a caballo. Y el tentadero (la selección de las vacas madres) lo tomamos como un trabajo, no como una fiesta. Mi padre siempre decía que cuando Fleming estaba en el laboratorio descubriendo la penicilina no se llevaba a unos amigos para que le tocaran las palmas (risas).

Hablando de su padre, ¿el liderazgo se hereda?

El liderazgo lo aprendes viendo a tus antepasados. Una de las características de Miura es que quien toma el timón lleva antes muchos años bajo el paraguas del que se lo deja. Quitando dos años que trabajé fuera de la ganadería (contratando pozos de sondeo), no he hecho otra cosa que esto.

miura-pamplona-024

¿La crisis es un ‘Miura’?

Para muchas personas es más que un miura, son muchos, uno detrás de otro. La crisis va a acabar con los ganaderos que no son profesionales: quedarán los que tienen una tradición, un poso de años. Ésos ya han pasado otras crisis, pero ninguna como ésta, que ha sido una inundación.

¿Cómo sale de la crisis el toreo?

Tendrán que venir nuevos valores, siempre aparecen nuevos toreros que ilusionan a los aficionados. El problema es que ahora hay más público general que aficionados con un conocimiento real. Y esto es un prblema que en la sociedad actual, más animalista, los jóvenes no se acerquen tanto a los toros. Es cuestión de que la gente joven tenga interés, y actualmente no hay tanto. La sociedad se ha hecho más urbana y hay niños que no han visto nunca una vaca.

¿Le gustaría que José Tomás se anunciara con sus toros?

Si él quiere, ahí están. Pero no me quita el sueño. Antes había más pre- sión del público para que se torease Miura. Todas las figuras del toreo es- tán capacitadas para hacerlo, y nos gustaría que lo hicieran.

Recogiendo los MiuraLa “marca Miura”

Apunta Juanma Lamet que “la fama de Miura es mundial, por lo que muchas empresas usan su nombre. “Hay palos de golf y bolas Miura en Canadá, bicicletas en Venezuela, chorizo en Chile, un restaurante llamado Miura en Francia y otro en México, donde también hay una marca de tabasco”, explica el ganadero. “En Brasil, pantalones vaqueros; en España, licor de guindas; y en EEUU, vinos Miura”… En Italia, la divisa sevillana da nombre a tres coches deportivos de la marca Lamborghini: ‘Miura’, ‘Islero’ (el toro que mató a Manolete) y ‘Murciélago’ (indultado en 1879 por Lagartijo)”.

Anuncios

2 thoughts on “Eduardo Miura: “No podemos vivir sólo de la leyenda”

  1. Espero les guste mi poesía, mi . . .

    TORO MIURA

    Denominación de origen,
    genes e imagen te rigen,
    ganadería de fortuna,
    miura, cuernos de la luna.

    Encaste de sangre sana,
    de crianza muy sevillana,
    ancestral reminiscencia,
    cruzas benditas, . . . esencia.

    Indómito en campo bravo,
    cornúpeta, ¡olé, bravo!,
    que pelaje, alto de agujas,
    como muges, fuerte bufas.

    Agalgado, de gran caja,
    un sansón que no se raja,
    de patas altas, huesudo,
    fina piel, largo, tozudo.

    ¡Que cara tan seria tienes!,
    ¡que agilidad, que vaivenes!,
    eres leyenda viviente,
    digno de una espada ardiente.

    Me gustas zaino o mulato,
    colorado, color grato,
    cárdeno, berrendo, sardo,
    castaño es igual a pardo.

    Mira, mira, toro miura,
    toro miura, mira, mira,
    más de media tonelada,
    mira no te falta nada.

    Toro, toro, que te apura,
    miura de la estirpe pura,
    toro de lidia, cinqueño,
    del ganadero eres sueño.

    Das muestra de tu realeza,
    con presencia, con fijeza,
    con franqueza y transmisión,
    tú sí cumples tu misión.

    Toro de fuerza y bravura,
    trapio, casta, toro miura,
    fiereza, raza, nobleza,
    muy bien puesto de cabeza.

    Miura de la estampa fina,
    valiente el que se te arrima,
    toro bello, muy astado,
    Señor toro, bien armado.

    Hay que rezarle a la Virgen,
    ¡mucho respeto a tu origen!,
    juntar maestría y buena suerte,
    si no, la cornada . . . o muerte.

    Apis que a diestros heriste,
    a Manolete tendiste,
    “Islero”, mortal cornada,
    capote, mortaja . . . nada.

    Toro, más torero es arte,
    ¡ay! quién pudiera torearte,
    pilar de corrida brava,
    la tauromaquia es sagrada.

    España, plaza y arena,
    muleta, estoque, faena,
    primor del genio taurino,
    vida que sella el destino.

    Miren todos como embiste,
    ¡toro con gloria . . . naciste!,
    ritual, sacrificio, fiesta,
    tu muerte . . . por Dios dispuesta.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 13 de marzo del 2013
    Dedicado al Gran Chef, Juan Adrián Ortiz Nieto
    Reg. SEP. Indautor No. 03-2013-051712171201-14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s