Las chaquetillas toreras que revolucionan el mundo del arte en América

Domingo Zapata lleva el estilo taurino a las más altas esferas del mundo artístico americano, tal y como cuenta ABC:

Al igual que les ocurrió a Leonardo Di Caprio y Johnny Depp, la jet set mexicana ha quedado hechizada con la obra del artista español Domingo Zapata, un mallorquín soñador que triunfa desde hace años en Nueva York con «mucho trabajo» y «un poquito de suerte», como reveló a Efe en una entrevista.

En una exposición inaugurada con el sugerente título de «Matador», Zapata presentó catorce obras en una sala del selecto barrio de Polanco de la capital mexicana y prácticamente todas están ya en manos de coleccionistas locales.

«Creo que hemos vendido casi todo. Tendremos que volver», indica entre contento y sorprendido este neoyorquino de adopción, de 39 años, tez tostada, abundante cabellera, barba, tatuajes, camisa holgada y llamativas zapatillas de baloncesto.

La obra presentada en México, cuyo valor por pieza oscila entre los 50.000 y 150.000 dólares (entre 54.000 y 115.000 euros), está compuesta por doce cuadros pintados con acrílico sobre lienzos de algodón y lino, más dos esculturas.

zapata-toros--644x662

Los toros y el malagueño Pablo Picasso fueron la inspiración de Zapata para crearla. «Quería buscar una serie que tuviese algo que ver conmigo y con mi ‘heritage’ (herencia), mi pasado, y a la vez que estuviese vinculado con México. Por eso me decidí a hacer una serie taurina. Además, como soy gran aficionado a Picasso, es un poco un homenaje», explicó.

La pintura fue ejecutada de manera «muy espontánea, con la mano muy ligera, sin prestarle atención al detalle», y se complementa con dos chaquetillas usadas de torero, confeccionadas por el especialista Justo Algaba y «reinventadas» a brochazos.

No es la primera vez que este creador con apellido de revolucionario mexicano pero marcado acento español retrata el mundo de la Fiesta.

Aunque no es un gran aficionado taurino, en una entrevista con ABC en 2013 reconoció: «Es mi cultura y me gustarlo tenerlo presente y expresarlo. Sobre todo con los colores. Lo que me gusta especialmente del mundo taurino es el culto de la fiesta, cuando visten al torero, el color de la plaza… Un íntimo amigo mío es Miguel Báez «El Litri», que es mi inspiración para todos mis cuadros de toreros. Siempre pinto a Miguel».

Sus obras anteriores sobre esta temática son las preferidas del actor estadounidense Johnny Depp, que llegó a él tras ver sus cuadros en el despacho de su compatriota y colega Leonardo Di Caprio.

En cambio, sí es el bautismo en América Latina para Zapata, un artista cuyas obras abarcan un amplio universo artístico y han llegado ya a muchos rincones del mundo.

En mayo de 2013 presentó en la 55 Bienal de Venecia la exposición «Sueño de una noche de verano», una experiencia que califica de «espectacular» pero también «muy dura» porque estuvo tres meses preparándola en la ciudad de los canales, lejos de Nueva York.

Su estudio habitual, donde trabajan con él cinco personas, está situado en un triplex en Gramercy Park, un vecindario de Manhattan.

Como reflejó en enero pasado un artículo del New York Post, del comedor de su casa pende una lámpara de cristal de murano y de una pared de su biblioteca una fotografía del mítico Andy Warhol, con el que muchos lo han comparado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s