El rejoneador Ángel Peralta recibe la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes

Uno de los aspectos que debe cultivar la industria de la tauromaquia es el de la visibilidad, entendida como una presencia normalizada en medios de comunicación, acontecimientos culturales, etc. Un ejemplo de ello es el acto de presentación del libro “Diálogo con Navegante” que José Tomás protagonizó en París el día 9 de diciembre de 2013.

Pues bien, otro caso digno de mención es el de la presencia del mundo del toreo en galardones como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, concedida por el Ministerio de Cultura español. En este sentido, el año 2013 ha sido testigo de la entrega de dicho reconocimiento al rejoneador Ángel Peralta.

A continuación reproduzco las palabras del Ministro de Educación en reconocimiento de su trayectoria:

“Creador de versos y faenas de ensueño. Una vida llena de éxitos en la arena y en las letras. Sus cabriolas en ambas artes nos han acompañado desde que en 1945 debutara en la plaza de La Pañoleta, en Camas (Sevilla), de ahí a Las Ventas en 1948 y, por supuesto, a la Maestranza donde consagró el rejoneo como una de las bellas artes. Sus faenas nos han hecho partícipes de la mística del torear, son monumentos de la tauromaquia que lo sitúan en el trono de los más grandes de la historia del toreo”

“Su juego a caballo, grácil en la quietud y en el movimiento, busca de manera incansable la belleza. 55 años en activo, ha lidiado cerca de seis mil toros. Bagaje que le ha permitido, con profunda sencillez, abrirse a otras artes, no solo como divulgador del arte del rejoneo, sino como escritor de novela y poesía. En su escritura popular la naturaleza estalla en todo su esplendor y su tradicionalismo refleja una honda conexión con la tierra y el pueblo”

“Su amor por el animal le ha llevado a dedicarse, junto a otro maestro rejoneador –su hermano Rafael–, a la ganadería equina, tanto de pura raza, como de rejoneo y competición. La estirpe de Cabriola –por la que aprendió a manejar con soltura el bisturí–, La Mejicana, La Perlita, Ingenioso, Jabato, Ruiseñor o Gaviota está asegurada para el disfrute de la afición”

Reconocimientos como esta Medalla añaden perfil público e institucional a la Fiesta. Es importante señalar que la entrada de la tauromaquia en estos galardones es reciente: en 1996 se concedió por primera vez a un torero, si bien los premios comenzaron a impartirse en 1971.

Cierto es que, en ocasiones, el criterio empleado ha sido dudoso (caso del año 2010, con la criticada Medalla de Oro que se entregó a Francisco Rivera Ordóñez). No obstante, esta es probablemente una excepción que confirma la regla: hablamos de una buena noticia para el sector, ya que eleva su perfil público y lo equipara con otras artes, reforzando los argumentos culturales a favor de la Fiesta y creando valor intangible para la industria taurina.

Por eso, bienvenida sea esta Medalla de Oro que recoge un gran rejoneador como Peralta.

Ángel Peralta Medalla Oro Bellas Artes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s