El futuro del traje de luces

Interesante noticia de Fernando Carrasco en ABC sobre la evolución del vestido de torear:

¿Cómo serán en un futuro los vestidos de torear? ¿Cambiarán mucho con respecto a lo que hoy conocemos? Evidentemente, laevolución del traje de luces no ha sido demasiado tajante desde mediados del siglo XIX hasta la fecha, pero sí es verdad que algunos de los sastres más reconocidos en este mundo no han querido quedarse estancados.

Es el caso de Justo Algaba y su hermano Pedro. El madrileño lleva 48 años diseñando vestidos de torear para las principales figuras del toreo, creando tendencia y adelantándose a los tiempos venideros. De hecho, es un reconocido diseñador de vestuario de cine, teatro y ópera, y sus creaciones han cautivado en el Metropolitan de Nueva York y en el famoso carnaval de Venecia.

Pero como señala el propio Justo Algaba, «en dos siglos y medio, no ha cambiado un ápice el vestido de torear. Y actualmente no me puedo quedar con que unas medias rosas vayan con un traje rosa». Y pone el ejemplo del vestido que le diseñó a Rafael de Paula para la Beneficencia de 1988, de colores beige y marrón combinado con plata y montera, medias y manoletinas (zapatillas) marrones.

«Ya está bien de la misma ropa y los mismos colores –afirma tajante Justo Algaba-. Podemos hacer otras cosas. El futuro se tiene que amoldar a la falta de mano de obra. Las bordadoras mías tienen una media de 70 años de edad y esta profesión se va perdiendo. Diseñar y realizar un traje de luces conlleva mes y medio de trabajo y la intervención de unas 50 personas».

¿Cómo se va a vestir dentro de 3, 5, 20 ó 30 años? El propio Justo Algaba habla de «abrir una puerta de luz» a este futuro que se antoja inmediato y para el que ya trabajan ambos hermanos, adelantándose, como lo hicieron antes, a los tiempos.

Pedro Algaba deja claro que ese vestido del futuro «va a ser prácticamente igual aunque más ligero y muy rico en visión. Los vestidos de mediados del XIXson muy difícilesvolver a repetirlosporque estaban muy recargados y pesaban en demasía».

Apunta como vestidos futuristas los diseñados para la Corrida Picassiana de Málaga o el realizado «para la Goyesca de la Comunidad de Madrid: «combinación de dos o más colores en negro, bordados, seda… las taleguillas combinan el raso o el terciopelo con la seda, mientras que el oro queda para las hombreras y el frontal de la chaquetilla, volviendo a la seda en las mangas».

Un ejemplo claro de este tipo de trajes son los que llevan diseñando, en los últimos años, a Juan José Padilla, donde el bordado es mucho menor, lo que lo hace mucho más ligero y flexible a la hora de ponerse delante del toro. «Incluso uno de ellos –apunta Pedro Algaba- recibió un premio en Tafalla por su diseño y su originalidad».

Sea como fuere, el traje de luces –vestido, como se dice en el ámbito taurino- seguirá siendo uno de los elementos que estimulan los sentidos y la vista en una plaza de toros. Y de ello son conscientes Justo y Pedro Algaba, que ya se han adelantado al futuro.

Justo Algaba abc 3 Justo Algaba abc 2 Justo Algaba abc Traje de luces Justo Algaba abc 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s