José Ribagorda habla de toros y gastronomía en su blog

El periodista José Ribagorda, presentador de Informativos Telecinco, mantiene desde hace años un interesante blog gastronómico en el que también habla de su pasión por la Fiesta. Aquí le tenemos hablando de una Fiesta Campera que remató con una tarde de toros:

Una de las cosas que más valoro de vivir en pueblos cercanos a grandes ciudades como Madrid es como se mantienen las tradiciones de siempre, como sus habitantes, mis vecinos se resisten a ser absorbidos por la despersonalización y la vorágine de la capital , como van transmitiendo sus costumbres a sus hijos y nietos y como todavía saben disfrutar de lo mejor del pasado. Llega el tiempo de las fiestas en honor al Santísimo Cristo de los Ultrajes, un cristo que apareció en el río sin brazos y al que se tiene gran devoción. El comienzo de los festejos arranca con una gran concentración de caballos, aquí hay mucha afición; jinetes, carros, calesas al más puro estilo rociero acuden en Romería hasta la gran pradera al lado del río, donde los pescadores encontraron el Cristo.

Al son de músicas y premios a los mejores ejemplares equinos, las familias y amigos llevan sus viandas para disfrutar de uno de esos días inolvidables en el campo donde todo parece que sabe mejor.

Para la ocasión nos juntamos varias familias y cada uno aportaba su plato campestre estrella. El menú de los más variados. Ensaladas de endibias, tomates y pimientos, salmorejo cordobés, empanada gallega, pechugas de pollo , tortillas de patatas con huevos de corral, calabacines rebozados y conejo al ajillo. Acompañado de buenos vinos y de un refrescante rebujito.

Entre caballos y jinetes apasionados, disfrute de una de esas tradiciones que no deberían perderse, un momento de compartir viandas entre vecinos y de estrechar lazos en un entorno idílico.

Como no podía ser de otra manera al día siguiente tarde de toros en la plaza del pueblo,  jovencísimos novilleros con los nervios a flor de piel sueñan convertirse en grandes figuras ante un público entregado a la causa. Una tarde de copa y puro que no defraudó a la afición.

Fiestas de esas pequeñas localidades, tan nuestras y tan arraigadas.

Aquí Ribagorda nos cuenta su visita a la taberna Don Paco, donde compartió mesa y mantel con el torero Curro Vázquez, el cineasta Agustín Díaz Yanes y la fotógrafa Anya Bartels-Suermondt:

Hacía mucho tiempo que anhelaba celebrar esta cena. A lo largo de la vida uno va fidelizando aficiones y encontrando en el camino gentes a las que da gusto escuchar. Es lo que me pasa con el toro. Con el paso de los años, conociendo sus entresijos, he ido aficionándome cada vez más. En paralelo he ido conociendo a las gentes del toreo. Arquetipos de una época que solo perdurará en la memoria de los que profesamos respeto y admiración por el pasado. No soy de los que piensa que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero si de los que creé que solo conociendo el pasado podemos entender nuestro presente y construir con bases sólidas el futuro.
 
Así que predispuesto a escuchar, a aprender, a deleitarme con historias del ayer convoqué al maestro Curro Vazquez, uno de los mejores toreros de la historia, al grandísimo cineasta y gran aficionado a la Fiesta, Agustín Díaz Yanes y a la excepcional fotógrafa Anya Bartels-Suermondt. Cenamos en un lugar de raigambre taurina, “Don Paco”, la taberna jerezana de mayor solera de Madrid, donde su propietario, D. Paco, con casi 90 años ejerce con gusto y maestría su oficio de tabernero. La taberna es un auténtico museo donde puedes ver carteles desde carteles del siglo XIX hasta míticas fotografías de Canito retratando a auténticas sagas del toreo. Además es un lugar donde se come francamente bien. Si os gustan los caracoles, pedirlos en este lugar. Son realmente extraordinarios.
 
Cena plagada de anécdotas. Repasamos la historia del toreo, analizamos su presente…..Una auténtica delicia que espero tenga continuidad en el futuro. Gentes de la cultura disertando sobre la Fiesta, sobre la vida, como siempre se ha hecho. Inolvidable noche de gastronomía con aroma a albero, a timbales…al toreo de todos los tiempos.
Y aquí tenemos otra crónica dedicada a una jornada de gastronomía y tauromaquia en la que Ribagorda visitó el restaurante del chef Paco Roncero en el Tendido 11 de Las Ventas y pasó después por El Fogón de Trifón, previo disfrute de una gran faena de Alejandro Talavante:

Ayer tarde de toros, amigos y gastronomía en la Plaza de las Ventas de Madrid. La innovación gastronómica ha llegado al tendido 11. En sus bajos, el chef Paco Roncero ha elaborado un sorprendente menú taurino donde no falta la versión más vanguardista del clásico rabo de toro.

Situado en la Sala Alcalá de las Ventas abre al mediodía. Además cuenta con una coctelería que abre hasta la madrugada. La Sala Alcalá ofrece menús, pero también tienes la alternativa de tomarte un vino y canapés de vanguardia de Paco Roncero.

El entorno está pintado por el ilustrador y artista urbano Andi Rivas, que ha diseñado el logo  y pintado a mano toda una pared con filigranas que recuerdan a antiguos azulejos andaluces, realizados mediante la técnica más contemporánea.

La tarde fue una de las grandes de Alejandro Talavante, yo ni en faenas de puerta grande, he visto torear con tanto temple, tanta profundidad y tanto arte. Sólo le faltó la espada que fue lo que le privó de cosechar otro gran triunfo en las Ventas.

Tras un gran día de toros, siempre me gusta como colofón comentar la corrida y celebrar el epílogo en una de las mejores barras de Madrid. El Fogón de Trifón (Dirección: C/ Ayala 144, 28006 Madrid).

Un lugar de encuentro de taurinos y aficionados a la gastronomía. Trifón borda guisos muy madrileños, nos puso unos callos que eran un auténtico espectáculo, como su rabo de toro.

Tuve el inmenso privilegio de estar rodeado de gastrónomos, enólogos, bodegueros y amigos como Álvaro Palacios y Raúl Pérez, de conversar con Cesar Ruíz y Flequi Berruti de la Tintorería Vinoteca, situada en el Paseo Marqués de Zafra 35, Madrid. Y de disfrutar de la compañía de Lorenzo Díaz y mi querido Paco Somoza, arquitecto e impulsor de una nueva y rehabilitada Zamora, que acuarelas en mano, no dejó de hacer sus clásicos apuntes en ningún momento ¿Qué más se puede pedir?

Fue una gran fiesta de celebración después de la gran corrida que nos ofreció Talavante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s