Vuelven los toros a Vistalegre en plena campaña antitaurina del Ayuntamiento de Madrid

La madrileña Plaza de Vistalegre acogió en su día la primera retransmisión taurina de Televisión Española. Ahora, décadas después de aquella cita histórica, “La Chata” se prepara para recuperar el esplendor de tiempos pasados al calor de la Feria de Inviernoprogramada para los días 20 y 21 de febrero.

El primero de los dos festejos reúne a los tres novilleros más esperados del escalafón (Álvaro Lorenzo, Ginés Marín y Varea), que lidiarán un encierro de Daniel Ruiz. Un día después, con los toros de la divisa de Parladé en el cartel, tendrá lugar el esperado “mano a mano” entre David Mora y Saúl Jiménez Fortes.
Ambos toreros alternaron juntos en la trágica corrida del San Isidro de 2014 que se saldó con la cancelación del festejo tras las duras cornadas que recibieron los toreros. Mora no ha vuelto a torear desde entonces y, de hecho, llegó a pensar en la retirada. Fortes sí consiguió volver a los ruedos, pero dos duras cornadas en el cuello durante la Temporada 2015 cortaron su ascenso como torero y dejaron al malagueño entre la vida y la muerte. Hablamos, por tanto, de un “mano a mano” entre dos supervivientes del toreo.
Los carteles de la Feria de Invierno están llenos de alicientes para los aficionados, pero también constituyen una oportunidad de oro para que el mundo del toro se reivindique ante los políticos que pretenden abolir la Fiesta. Conviene recordar que el Ayuntamiento de Madrid se ha posicionado abiertamente en contra de la tauromaquia, por lo que la recuperación de Vistalegre sería un auténtico golpe de efecto frente a los antitaurinos.
En este sentido, la apuesta de la empresa Tauroemoción es clara: no solamente ha alquilado la Plaza para estos dos festejos, sino que ha reservado una tercera fecha para programar otra corrida en caso de que la Feria de Invierno funcione de la manera esperada. A esto se suma la presencia de las cámaras de Canal Plus, que retransmitirán los dos festejos para toda España.
La titularidad privada del coso de Carabanchel facilita que, en tiempos de políticas antitaurinas, Madrid esté a punto de reabrir una Plaza con décadas de historia. En los últimos años, los festejos celebrados en Vistalegre se han producido de manera intermitente, aunque siempre con buena acogida por parte del público. Así, en 2014 hubo un festival y una corrida que llenaron más de tres cuartos del aforo, mientras que en 2015 se celebró una novillada que cubrió la mitad de los tendidos.
Considerando estas citas y las corridas celebradas a comienzos de 2010 y 2011, hablamos de 60.000 entradas vendidas para ir a los toros en “La Chata”. Una cifra importante que invita al optimismo de cara a una Feria de Invierno que llega cuando el toreo más lo necesita.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s