La evolución del abono de Las Ventas ante la crisis

El diario El País habla de la evolución del abono de Las Ventas ante la crisis:

La plaza de toros de Las Ventas de Madrid ha perdido 4.509 abonados desde el año 2012, fecha en la que comenzó la progresiva disminución del número de clientes fijos del coso de la capital.

Una vez finalizado el proceso de renovación de los abonos para la Feria de San Isidro de 2016, los datos señalan que se han vendido un total de 13.175 localidades, lo que significa el 95,65 % de los 13.774 abonos renovados el pasado año, según ha informado la empresa Taurodelta, gestora de la plaza de toros de Las Ventas. En consecuencia, se han dejado de renovar 599 localidades respecto a 2015.

Si se tiene en cuenta que el número de abonos que se ponen a la venta está en torno a los 17.684 de las 23.770 localidades del aforo, la conclusión es que se han quedado en taquilla 4.509, un 24,7 por ciento del total.

Esta situación se presenta con más gravedad en la plaza de Las Ventas, donde hace solo unos años era prácticamente imposible acceder a un abono en taquilla y había que acudir a la reventa o a la influencia de familiares y amigos para acceder a un alquiler, y hoy sobran en las oficinas de la empresa.

El proceso comenzó a notarse con gravedad en el año 2012, cuando se quedaron sin vender 700 abonos, se agravó seriamente al año siguiente, con una caída de más de 2.500 abonos, y ha proseguida hasta la fecha actual con una media de 650 abonos menos cada año.

Estos abonos convencionales hay que sumarlos a los que se ponen a la venta para mayores de 65 años y para jóvenes menores de 25. Una temporada más se han cubierto en su totalidad los 2.041 abonos para personas mayores, que llevan un descuento del 75 por ciento sobre el precio de taquilla, y ha aumentado hasta 530 los integrantes de la llamada ‘grada joven’, que pueden acceder a los 63 festejos que se celebran en la plaza durante todo el año por el precio de 105 euros, Iva incluido, lo que supone 1,7 euros por cada uno de ellos.

Por otra parte, hace solo unos días ha comenzado la venta de localidades sueltas para los 31 festejos de la feria de San Isidro y está siendo masiva la afluencia de público a las taquillas, lo que denota con claridad un cambio de tendencia: al igual que ha ocurrido en la pasada Feria de Abril de Sevilla, el espectador prefiere comprar entradas para espectáculos puntuales antes de que acceder a un abono largo que, por lo general, ofrece escasas propuestas de interés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s