La Feria de Chota 2016, con Roca Rey como reclamo, generó 3,6 millones de euros

Pablo J. Gómez-Debarbieri habla en El Comercio de la riqueza que genera la Feria de Chota 2016, en la que el gran protagonista es Andrés Roca Rey:

Es conocida la afición a la tauromaquia en Cajamarca; las plazas de toros más grandes son Chota y Cutervo. Pero este año torea en Chota el peruano que va camino a ser figura del toreo a nivel mundial, Andrés Roca Rey. La inyección económica para Chota, generada por la presencia de este joven diestro, de solo 19 años, supera los 13 millones de soles (3.6 millones de Euros) en tres días de feria. El Impuesto General a las Ventas que el Estado recaudará por ello, bordea los 2 millones de soles (550.000 euros) y el estimado del Impuesto a la Renta que percibirá el fisco, alrededor de otros 2 millones (otros 550.000 euros).

La Feria San Juan Bautista en Chota, habitualmente con carteles internacionales de toreros, siempre atrajo numerosos visitantes a la ciudad. Tanto de los alrededores de Chota y provincias aledañas, así como a unos cientos de aficionados del resto del Perú. Pero este año, Chota vive la fiebre de Andrés Roca Rey. Los llegados desde lejos superan largamente el millar y los que llegan de provincias cercanas, alrededor de 3.000.

Los hoteles están saturados; las habitaciones se agotaron hace meses, al anunciarse que Andrés vendría desde España para torear en Chota. Los restaurantes cierran las puertas, pues las cocinas no dan abasto para atender a más personas; si no se reserva mesa y se llega pronto, se corre el riesgo de no poder almorzar o cenar. El comercio, en general, goza de un auge repentino, gracias al joven torero peruano; las tiendas de todo tipo están abiertas hasta pasada la medianoche.

Y por supuesto, en el coso no cabe un alfiler. Sus 12.500 localidades se ven rebasadas por la demanda y la reventa ha alcanzado precios exorbitantes. Una barrera de sombra, costaba 100 soles (30 euros); se aumentó a 120 (35 euros), pero en reventa se ha llegado a pagar 700 soles (192 euros).

El ambiente en Chota es febril. No hay fachada o tienda que no tenga un cartel de la feria. Nadie quiere perderse la oportunidad de ver en vivo a un peruano que ha logrado en su primer año de alternativa, lo que pocos diestros habían alcanzado antes, estar en posición expectante para convertirse en figura del toreo.

Calculando el gasto de cada aficionado llegado desde lejos, volando a Cajamarca o Chiclayo y de allí por tierra −en empresas basadas en Chota−, tanto en hoteles, restaurantes y comercio en general. Haciendo el mismo cálculo para los llegados de zonas cercanas y considerando que los restaurantes y el comercio en la plaza de toros y alrededores tienen una actividad inusual para otra feria taurina en Chota. Tomando en cuenta solo los precios regulares de las entradas (sin contabilizar la activa reventa) y aplicando a todo ese gasto directo los diferentes multiplicadores para la economía por cada rubro, calculados por el Instituto Nacional de Estadística (INEI), encontramos que el impacto económico de Andrés Roca Rey para Chota, ciudad relativamente pequeña, supera los 13 millones de soles (3,6 millones de Euros) en solo tres días de feria. ¡Impresionante!

Captura de pantalla 2016-07-17 a las 13.05.47

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s