Chopera, Lozano, Taurodelta y Simón Casas han pagado 120 millones por el canon de Las Ventas

Se abrió el debate sobre la reforma de la plaza de toros de Las Ventas. Sobre la mesa, la necesidad de adecuar un recinto visiblemente castigado por el paso del tiempo y claramente alejado de las comodidades que requiere un espectáculo de masas que, en pleno siglo XXI, convoca a casi un millón de espectadores por temporada.

Es de justicia que la Comunidad de Madrid actúe con valentía y proponga una reforma ambiciosa. Se trata de transformar la infraestructura, para ganar en accesibilidad, en seguridad y en comodidad. Y se trata de saldar una deuda histórica que se deriva de décadas en las que el sector taurino ha hecho aportaciones millonarias a la Administración, sin recibir por ello la atención merecida.

Si echamos la vista atrás y analizamos la época de 1981 a 2017 (Chopera, Lozano, Taurodelta y Plaza 1) vemos que las distintas empresas gestoras del coso han aportado a las arcas públicas 119,8 millones de euros en concepto de canon. Ese dinero, como es evidente, repercute a su vez en el bolsillo de los aficionados, obligados a financiar entradas más caras para que las empresas cumplan este compromiso fiscal.

El historial del canon de Las Ventas lo vemos en la siguiente gráfica.

UNA PLAZA PARA EL FUTURO

Un edificio protegido que alberta la máxima expresión de una disciplina artística reconocida como Patrimonio Cultural merece una apuesta seria. Aquí van algunas propuestas:

  • De entrada, la actuación no puede poner en jaque el trabajo de Plaza 1, ya que esto va en detrimento de los aficionados al toreo. El gobierno madrileño debe estudiar todas las vías legales posibles que ayuden a compensar el golpe que supone la necesidad de realizar estas obras. Al no poder realizar eventos no taurinos, la empresa de Simón Casas sufre un lucro cesante y se ve obligado a enfrentar una realidad financiera que contradice las condiciones bajo las que se adjudicó la explotación del coso.
  • En cuanto al aforo, la previsible reducción de asientos que exigen las normativas vigentes nos llevaría a una plaza con 5.000 asientos menos, según las fuentes consultadas por La Economía del Toro. Una posible vía para compensar este recorte es ganar filas de tendido con una reducción del ruedo, a la manera de la reforma de la plaza de Pamplona.
  • Para diseñar los tiempos de la obra, hay que adaptarse al calendario taurino, para que los aficionados no sufran las consecuencias de años de descuido por parte de la Administración. La temporada puede mover ligeramente algunas fechas puntuales, pero es fundamental que esté abierta entre finales de marzo y comienzos de octubre. Puntualmente, podría tener sentido estirar el arranque de alguna temporada hasta mayo o adelantar a septiembre el cierre del año. En la plaza de toros de El Puerto de Santa María se ha asumido una gran obra que exigió un recorte puntual y esporádico de la temporada, pero sería preferible evitar en la medida de lo posible este tipo de cambios.
  • Para asegurar el éxito de las actuaciones, hay que aunar las fuerzas del gobierno central, el autonómico y el local. Ahora mismo, la lógica política indica que el primer y segundo punto serán más sencillos que el tercero, ya que la actitud del PP hacia la tauromaquia es, de entrada, más favorable que la de Ahora Madrid. En cualquier caso, esta es una oportunidad de construir un gran consenso, especialmente si tenemos en cuenta que, más allá de diferencias electorales, Las Ventas merece una renovación por una cuestión logística y por un respeto a su condición de edificio histórico. Cabe solicitar fondos FEDER, y avanzar hacia un proyecto co-financiado por la Unión Europea, lo que permitiría aliviar el coste para las arcas públicas, si bien ya hemos establecido que las empresas taurinas han aportado 120 millones de canon desde 1981.

Desde La Economía del Toro seguiremos promoviendo este debate, desde el convencimiento de que esta reforma es necesaria, pero debe ir siempre a favor del toreo.

Anuncios

One thought on “Chopera, Lozano, Taurodelta y Simón Casas han pagado 120 millones por el canon de Las Ventas

  1. Excelente articulo, solo añadiría un apunte: Plaza1 ha ofertado un canon disparatado, si se han excedido es porque lo han considerado así.

    Un saludo,
    Ricardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s