Chopera, Lozano, Taurodelta y Simón Casas han pagado 120 millones por el canon de Las Ventas

Se abrió el debate sobre la reforma de la plaza de toros de Las Ventas. Sobre la mesa, la necesidad de adecuar un recinto visiblemente castigado por el paso del tiempo y claramente alejado de las comodidades que requiere un espectáculo de masas que, en pleno siglo XXI, convoca a casi un millón de espectadores por temporada.

Es de justicia que la Comunidad de Madrid actúe con valentía y proponga una reforma ambiciosa. Se trata de transformar la infraestructura, para ganar en accesibilidad, en seguridad y en comodidad. Y se trata de saldar una deuda histórica que se deriva de décadas en las que el sector taurino ha hecho aportaciones millonarias a la Administración, sin recibir por ello la atención merecida.

Si echamos la vista atrás y analizamos la época de 1981 a 2017 (Chopera, Lozano, Taurodelta y Plaza 1) vemos que las distintas empresas gestoras del coso han aportado a las arcas públicas 119,8 millones de euros en concepto de canon. Ese dinero, como es evidente, repercute a su vez en el bolsillo de los aficionados, obligados a financiar entradas más caras para que las empresas cumplan este compromiso fiscal.

El historial del canon de Las Ventas lo vemos en la siguiente gráfica.

UNA PLAZA PARA EL FUTURO

Un edificio protegido que alberta la máxima expresión de una disciplina artística reconocida como Patrimonio Cultural merece una apuesta seria. Aquí van algunas propuestas:

  • De entrada, la actuación no puede poner en jaque el trabajo de Plaza 1, ya que esto va en detrimento de los aficionados al toreo. El gobierno madrileño debe estudiar todas las vías legales posibles que ayuden a compensar el golpe que supone la necesidad de realizar estas obras. Al no poder realizar eventos no taurinos, la empresa de Simón Casas sufre un lucro cesante y se ve obligado a enfrentar una realidad financiera que contradice las condiciones bajo las que se adjudicó la explotación del coso.
  • En cuanto al aforo, la previsible reducción de asientos que exigen las normativas vigentes nos llevaría a una plaza con 5.000 asientos menos, según las fuentes consultadas por La Economía del Toro. Una posible vía para compensar este recorte es ganar filas de tendido con una reducción del ruedo, a la manera de la reforma de la plaza de Pamplona.
  • Para diseñar los tiempos de la obra, hay que adaptarse al calendario taurino, para que los aficionados no sufran las consecuencias de años de descuido por parte de la Administración. La temporada puede mover ligeramente algunas fechas puntuales, pero es fundamental que esté abierta entre finales de marzo y comienzos de octubre. Puntualmente, podría tener sentido estirar el arranque de alguna temporada hasta mayo o adelantar a septiembre el cierre del año. En la plaza de toros de El Puerto de Santa María se ha asumido una gran obra que exigió un recorte puntual y esporádico de la temporada, pero sería preferible evitar en la medida de lo posible este tipo de cambios.
  • Para asegurar el éxito de las actuaciones, hay que aunar las fuerzas del gobierno central, el autonómico y el local. Ahora mismo, la lógica política indica que el primer y segundo punto serán más sencillos que el tercero, ya que la actitud del PP hacia la tauromaquia es, de entrada, más favorable que la de Ahora Madrid. En cualquier caso, esta es una oportunidad de construir un gran consenso, especialmente si tenemos en cuenta que, más allá de diferencias electorales, Las Ventas merece una renovación por una cuestión logística y por un respeto a su condición de edificio histórico. Cabe solicitar fondos FEDER, y avanzar hacia un proyecto co-financiado por la Unión Europea, lo que permitiría aliviar el coste para las arcas públicas, si bien ya hemos establecido que las empresas taurinas han aportado 120 millones de canon desde 1981.

Desde La Economía del Toro seguiremos promoviendo este debate, desde el convencimiento de que esta reforma es necesaria, pero debe ir siempre a favor del toreo.

Pablo Lozano: “La taquilla se está moviendo bastante para la corrida de Aranjuez”

La primera Plaza de Toros de Aranjuez fue construida en 1760. Casi cuatro décadas después, en 1796, el rey Carlos IV encargó una ambiciosa ampliación que fue presentada al público el 14 de mayo de 1797, con una corrida a la que acudieron el propio monarca y su esposa, María Luisa de Parma. El coso fue destruido por un incendio en 1809, en plena Guerra de la Independencia, pero Fernando VII ordenó su reconstrucción en 1829.

El coso tenía entonces 9.000 localidades, duplicando la población del Real Sitio. Ya entonces quedó claro que aquella plaza no era una plaza cualquiera, sino que estaba llamada a convertirse en un coso especial. Así lo entiende Pablo Lozano, que se ha entrevistado con La Economía del Toro para poner en valor el cartel que, el próximo 30 de mayo, reúne en Aranjuez a Pepe Luis Vázquez, Morante de la Puebla y Julián López El Juli.

“Estamos en Aranjuez por motivos sentimentales. Es una plaza que llevó muchos años Manolo Lozano. Aquí me hice aficionado. Desde niño disfruté mucho en las corridas que se celebran en esta plaza. Aquí hay tradición de grandes carteles. El marco es incomparable y apela al gusto por el toreo eterno. Por tanto, en nuestro rol de empresarios, hay una cierta ambición bohemia, pues hablamos de una plaza con mucha historia y mucha solera, aunque también hay una ilusión, que es la de mantener la llama viva y seguir haciendo de Aranjuez un punto de referencia para la Fiesta”, explica.

¿Es fácil dar toros un 30 de mayo en pleno San Isidro? “No necesariamente, porque Madrid se llena de grandes aficionados que viajan desde todo el mundo y quieren ver lo mejor de lo mejor. Eso nos facilita la llegada de público. Es cierto, eso sí, que San Isidro puede perjudicar a Aranjuez cuando se programan corridas fuertes en la capital y en Real Sitio, pero este año hay que resaltar la sensibilidad de la empresa de Las Ventas, que ha organizado un festejo menor en esa fecha”, señala.

Hablando de los protagonistas del cartel, Pablo Lozano subraya que el objetivo era “darle a esta fecha el mayor atractivo posible. Cada corrida de San Fernando está concebida como un evento único. Este año tiene sentido que pase por aquí Pepe Luis, en su temporada de reaparición. En la memoria está la legendaria faena que firmó aquí su padre, en 1949, con “Manchonero”, un gran toro de Carlos Núñez. Junto a Pepe Luis, dos máximas figuras como Juli y Morante, que el año pasado tuvieron un mano a mano muy interesante en esta plaza. El aficionado volverá con buen sabor de boca después del recital que dieron ambos”.

Cada torero ha escogido los toros de su ganadería, lo que ha generado cierta polémica en determinados ambientes. Lozano puntualiza que “esta corrida es singular, es un acontecimiento especial, y por tanto hay que entenderlo como un sueño en el que lo que buscamos es el buen gusto en el toreo. Le preguntamos a los tres por la ganadería que les apetecía y cada uno de ellos, como artistas que son, nos dio un hierro distinto. Es normal: cada torero es distinto y busca desarrollar un concepto distinto. Por eso optamos por esta solución, para potenciar el nivel artístico y ofrecer el mejor toreo posible, con lotes de Juan Pedro Domecq, Núñez del Cuvillo y Garcigrande”.

¿Responde la afición? La respuesta es afirmativa: “Aranjuez va a buen ritmo de venta de entradas y de reservas. Se está moviendo bastante la taquilla. Y habrá arreón en las horas previas, porque muchos aficionados vienen el mismo día del festejo, para aprovechar la gastronomía, los restaurantes… y, por supuesto, la cultura, el entorno, la arquitectura y todo el patrimonio histórico de esta ciudad”.

Toledo, Pontevedra… y Alcurrucén

Aprovechamos la charla con Pablo Lozano para hablar de otros cosos vinculados a su legendaria casa: “con Toledo estamos razonablemente satisfechos. Cogimos la plaza en una situación muy complicada y muy difícil, por exceso de oferta, por haber dado toros sin ton ni son. Históricamente, el Corpus no ha sido una Feria: es un acontecimiento único y debe reunir a lo mejor del escalafón. Por tanto, apostamos por respetar esa tradición y ese día nos volcamos con darle lo mejor a la ciudad, que ese día reúne a mucha gente. Otra cita importante en el primer tramo de la temporada es Pontevedra, donde mi tío Eduardo se encarga de todo. Es una plaza que evoca lo mejor de Pontevedra, porque su público acude a disfrutar, a emocionarse, a sentir el toreo. Los profesionales siempre me dicen que allí se sienten muy toreros. Y Albacete es una cita muy importante, sobre todo este 2017 que se cumple el centenario del coso”.

Antes de despedirnos, toca hablar de la corrida de Alcurrucén en Madrid, que lidiaron dos toreros vinculados con la casa Lozano (El Juli y Álvaro Lorenzo, que confirmaba su alternativa). El encierro fue de lo más completo y posibilitó la Puerta Grande de Ginés Marín. Nuestro entrevistado habla de la tarde “con una satisfacción especial, porque ir a Madrid siempre es un reto y, aunque la corrida no fue perfecta, sí fue muy completa y transmitió mucho de principio a fin. Además, era una corrida bien hecha, con el peso y el trapío adecuado para Las Ventas. En cuanto a los toreros, los tres estuvieron francamente bien. El Juli demostró por qué está en el sitio en el que está. No fueron solo dos faenas sino que fueron dos auténticas lecciones, dos conceptos sólidos de tauromaquia. Tenía asegurada la Puerta Grande, lástima que se esfumó con la espada. El lote de Lorenzo daba menos opciones al triunfo, su primero tenía algunos defectos y su segundo se paró muy pronto, pero quedó patente su evolución tan prometedora. Y Ginés Marín tuvo un excelente lote, su primero ya dio mucho juego y su segundo fue el toro de la tarde. Nos sorprendió la fijeza con la que salió, pese al tono frío que suele tener este encaste de salida. En resumen, una gran tarde”.

Editorial: Broncas, triunfalismo… ¿Qué dicen las cifras?

La bronca reacción de algunos segmentos de la afición de Madrid en el arranque de San Isidro 2017 pone de manifiesto la brecha entre determinados sectores y el resto de los asistentes al Foro madrileño. Lo que está pasando en Las Ventas es, en gran medida, el reflejo de la creciente brecha que separa a los aficionados más inconformistas con otros aficionados que ven el estado de la Fiesta con más optimismo.

La última Encuesta de Hábitos Culturales ofrece datos interesantes sobre esta cuestión. En el apartado dedicado a los toros, se pregunta por el grado de satisfacción de los espectadores de festejos taurinos, en una escala de 0 a 10. Un 37,6% califica con un 9 o un 10 su paso por los toros, mientras que un 43,4% le otorga un 7 o un 8. Por el extremo contrario, solo un 2,1% puntúa su experiencia con un 0, 1 o 2, mientras que apenas un 2,5% asigna un 3 o un 4. En la zona media, el 14,4% evalúa su contacto con la Fiesta con un aprobado “raspado” (5 o 6 puntos). La nota media es un 7,8. La visión pesimista sobre el desarrollo espectáculos es minoritaria. Para bien o para mal, eso es así.

Si medimos el número de trofeos otorgados en las Plazas, también tenemos una fotografía más o menos clara de lo que ocurre en el circuito. Según datos de La Economía del Toro divulgados en Toros TV, el porcentaje de orejas cortadas en corridas de toros celebradas en cosos de Primera categoría oscila entre el 5,7% de Madrid y el 25% de San Sebastián. Si acudimos al circuito de Segunda, vemos que los porcentajes se mueven entre el 40% y el 60%. En las plazas de Tercera, el promedio es aún más alto. El paso del tiempo no parece mover significativamente estos porcentajes. Algo similar ocurre con las estadísticas de indultos o toros de  vuelta al ruedo. Otra vez, nos topamos con menos reconocimientos en los cosos de mayor nivel, más galardones en el circuito menor y cifras estables a lo largo de los últimos años.

De manera que, con datos objetivos, parece clara cuál es la valoración que hacen los consumidores. Por un lado, una gran mayoría es optimista sobre el espectáculo. Por otro lado, el grado de exigencia a la hora de conceder trofeos va a más o a menos dependiendo de la importancia de la Plaza. Hasta aquí una valoración fría de los datos.

A continuación, quisiéramos referirnos al agrio momento que viven los tendidos de Las Ventas, que reproduce en gran medida las polémicas que podemos leer a diario en las redes sociales. ¿Es posible reconciliar ambas posturas? Eso mismo ha intentado hacer André Viard con el opus número 41 de la revista Tierras Taurinas, que dedica uno de sus capítulos a evaluar la variedad de la temporada europea. Como plantea el autor galo, los aficionados tienen a su alcance miles de festejos al año. Por suerte, la programación es razonablemente variada. Por un lado está el círculo de las corridas de figuras, consagrado a los espadas más taquilleros. Por otro lado está el circuito de las corridas duras, el granero torista de la temporada. Y, entre esas dos aguas, un largo etcétera de variantes: toreros mediáticos, jóvenes promesas, matadores veteranos, novilleros con hambre de triunfo, rejoneadores… Por no hablar de los miles de festejos populares que se celebran a lo largo y ancho de España, Portugal y el sur de Europa, con sueltas, encierros, recortes y un largo etcétera de tradiciones locales.

España acoge anualmente cerca de 1.600 festejos taurinos mayores y más de 17.000 festejos populares. A esas cifras hay que sumarle la oferta complementaria que nos brindan Portugal y Francia, nuestros países vecinos. También contamos con la posibilidad de cruzar el charco para conocer la tauromaquia americana y con la suerte de seguir la temporada a través de Toros TV, que emite más de 100 festejos de primer nivel, y de los canales autonómicos. Hay, por tanto, un amplio abanico de posibilidades al alcance del aficionado. Desde este planteamiento, siempre es posible diseñar nuestra propia temporada. ¿Que un cartel nos genera malestar desde el mismo momento en que se anuncia? Entonces quizá es mejor buscar otro plan para ese día y ahorrarnos el dinero de la entrada en busca de una combinación que nos resulte más atractiva. Tenemos libertad de elegir. Disfrutémosla.

Por fortuna, la tauromaquia otorga al público un papel muy relevante, de manera que siempre hay momentos para juzgar en libertad el espectáculo que estamos viendo. Después de cada tercio, después de cada tanda, después de cada estocada… llega el momento del aplauso, el silencio o, si es preciso, la bronca. Pero eso no tiene nada que ver con la bronca continuada, con las descalificaciones en plena faena… La consolidación de una actitud hostil puede resultar contraproducente y volverse en contra de quienes propugnan esa forma de estar en la plaza. Cuando la hostilidad es tan abiertamente manifiesta, los reclamos legítimos se terminan diluyendo y el resto de los espectadores se va alejando cada vez más de esa forma de interpretar lo que ocurre en la plaza.

Sirvan estas líneas como reflexión constructiva y como llamado a la concordia, si acaso es posible. Y, ante todo, un deseo: que la temporada vaya bien, para todos.

Presentada la primera mitad de la Temporada 2017 en Las Ventas

El 2017 arranca con alicientes en Las Ventas. Novilladas de prestigio, Victorinos en Domingo de Ramos y el segunda capítulo del heroico ‘mano a mano’ que libraron Curro Díaz y José Garrido en la pasada Feria de Otoño. Se anuncian descuentos del 10% y el 20% para los abonados.

Llega después una Feria de la Comunidad en la que se repiten los descuentos y se anuncian tres novilladas y un ‘mano a mano’ entre Diego Urdiales y Paco Ureña, dos de los toreros predilectos de los aficionados de Madrid.

Lo siguiente será la Feria de San Isidro, para la que tamién se anunciaron descuentos, de acuerdo con la oferta de gestión de Las Ventas que presentó Plaza 1. El ciclo es razonablemente continuista, quizá con menos carteles redondos, pero también con carteles más abiertos. La Feria mantiene la apuesta torista de la última semana y otorga un alto grado de protagonismo en las combinaciones a los triunfadores y consentidos de la primera Plaza del mundo, como Javier Jiménez, David Mora, Curro Díaz, Diego Urdiales, Paco Ureña… Aparecerán las figuras más consolidades (Talavante, Manzanares, Ponce, Juli y Perera) así como los toreros emergentes que están en boca de aficionados y público en general (Roca Rey, López Simón, José Garrido, Ginés Marín y Álvaro Lorenzo).

Y la traca final llega con un fin de semana de campanillas en el que se darán la Corrida de la Beneficencia y la Corrida de la Cultura, así como una novillada matinal con los triunfadores de San Isidro y una nueva corrida de toros.

Merece la pena poner en valor las decenas de eventos no taurinos que ha cerrado ya la nueva empresa gestora, una apuesta fundamental por recuperar los ingresos extraordinarios que han ido perdiendo peso y que son esenciales para darle más músculo financiero a la programación taurina del coso venteño.

Otro acierto ha sido la gala de presentación, en la que estuvieron presentes grandes empresas, agencias de viajes… cuyo papel puede ser crucial a la hora de darle más brillo a los planes de negocio de Plaza 1. Además, el evento reunió a periodistas de numerosos medios, apareció en todos los grandes informativos, etc. Buen trabajo del equipo de comunicación que lidera Joserra Lozano.

En resumen, un buen arranque de Plaza 1 en su primer semestre. Está por ver la siempre compleja gestión del proceso de venta y renovación de abonos y entradas. También se espera que la campaña de comunicación esté a la altura y logre aumentar en 100.000 asistentes el número de espectadores que desfila por Las Ventas a lo largo del primer tramo de Temporada. Y también está por ver si la empresa logra consolidar su buen entendimiento con el sector torista de Madrid, al que sí parece haber convencido con sus primeros movimientos.

Tauroemoción reabre Vistalegre para un nuevo triunfo de David Mora

David Mora ha vuelto a triunfar ante la afición madrileña. Hace ahora un año, su reaparición en la cubierta de Vistalegre fue un aviso a navegantes. Meses después, su Puerta Grande en Las Ventas reforzó el caché del madrileño. Este 2017 se ha repetido la historia y Mora paseó una oreja de cada toro, garantizándose el triunfo en la Corrida de Invierno que Tauroemoción programó por segundo año consecutivo.

El festejo empezó con ligero retraso y ante unos 5.000 espectadores. Las animosas embestidas del primer toro de La Palmosilla permitieron el lucimiento de Mora, sobre todo por el pitón derecho de una res que fue aplaudida en el arrastre. Otra historia fue el cuarto de la tarde, un toro sin fuerza al que Mora exprimió como pudo. Lo mejor llegó al final, al borde del primer aviso, cuando el torero madrileño recogió embestidas más lentas y entregadas en su tela roja.

Menos posibilidades de triunfo tuvieron Ureña y Varea. Los titulares que le cayeron en suerte al murciano fueron devueltos a los corrales, pero solo el primero de los dos sobreros dio posibilidades, embistiendo con fijeza en el quite por gaoneras y permitiendo que Ureña esbozase muletazos de gran belleza en los primeros compases de la faena de muleta. Aunque el toro fue a menos, el de Lorca le cortó un apéndice. Menos brillo hubo en la segunda actuación de Ureña, marcada por la poca raza del segundo sobrero.

Nada pudo hacer Varea. Dos toros muy deslucidos y sin transmisión. Un lote para el olvido. El de Almassora se arrebató en el saludo capotero con el que recibió al tercer toro del encierro. Verónicas muy sentidas, chicuelinas ajustadas, medias abrochadas… Pero aquello fue un espejismo y la cosa quedó en nada ante la mala condición del toro. Con el último también hubo emoción en el primer tercio, aunque no por un buen motivo sino a raíz de la tremenda paliza que se llevó el joven torero de la Comunidad Valenciana. Varea intentó justificarse en la faena de muleta pero poco pudo hacer.

El Ferión de Olivenza para 2017

La empresa Ruedo de Olivenza S.L. presentó anoche los carteles de la Feria Taurina de Olivenza 2017.

En tan solo tres días, este tradicional ciclo taurino celebrará 3 corridas de toros y 2 novilladas con picadores.

Las combinaciones son las siguientes:

  • Viernes 3 de marzo: Novillos de El Parralejo para Pablo Aguado, Leo Valadez y Toñete.
  • Sábado 4, (matinal):Novillos de Fernando Peña para Andy Younes, Juanito y Antonio Medina.
  • Sábado 4 (tarde): Toros de Garcigrande para Antonio Ferrera (que reaparece), El Juli y Alejandro Talavante.
  • Domingo 5 (matinal): Toros de Zalduendo para Miguel Ángel Perera, José Garrido y Ginés Marín.
  • Domingo (tarde): Toros de Victoriano del Río Morante de la Puebla, José María Manzanares y Roca Rey.

El pregón corrió a cargo del escritor y dramaturgo Fernando Sánchez Dragó, Premio Nacional de Literatura de España que “conoció Olivenza en el año 2010 y desde entonces no ha faltado ningún año”.

En el acto estuvo presente el matador de toros Morante de la Puebla “Es un honor para mí torear en esta gran Feria de Olivenza. Es muy difícil confeccionar una feria tan atractiva cada año como es la de Olivenza. Estoy muy contento de que el compañero Antonio Ferrera reaparezca”. En cuanto al cartel…”Este cuadro de Joaquín Sabina, que además de componer, cantar, pinta…. Y esta obra para la tauromaquia lo dota aun mas de un sentido más arraigado a la cultura”. Morante también hizo alusión al pregonero y a sus palabras en defensa de la fiesta de los toros “Como ha dicho Fernando Sánchez Dragó, “la globalización nos abarata un poco el sentido propio de nuestras costumbres, nuestra cultura y nuestras posturas ante la vida”.

El Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, hizo una auténtica defensa de la fiesta de los toros ”Esta corriente anti que se esta produciendo en muchas facetas de la vida creo que no nos puede conducir a nada bueno. La verdad absoluta no esta en ninguna parte. Estaré en la feria en los tendidos esperando un año más algo que forma parte de nuestra cultura y de nuestra tradición. Si a alguien no le gusta… pues a nosotros nos agrada. Seguiremos asistiendo a todos los actos que se nos convoquen sobre algo sin lo cual seria difícil entender nuestra propia historia. Los toros en Olivenza además de arte y de fiesta son un negocio para mucha gente, que vive con lo que se ingresa a lo largo de esos días. Por eso hemos apoyado esta feria en Olivenza y lo seguiremos apoyando siempre”.

El empresario José Cutiño, aseguró que “es una feria que se asemeja casi al 100% de lo que tenía la empresa en la cabeza para este año. Queda de nuevo claro nuestra apuesta por el futuro de la fiesta celebrando en una feria con 3 corridas de toros, 2 novilladas picadas. Quizás la única feria en plaza de segunda de España que programa en esta proporción. En nuestras ferias siempre complementamos la programación taurina con una importante programación cultural y nuestro agradecimiento a dos grandes artistas, cada uno en su faceta como son Joaquín Sabina y Fernando Sánchez Dragó que han aceptado participar como protagonistas en esta edición”.

Cutiño añadió que “la expectación es la misma que en los últimos años, antes de que se presentasen los carteles ya estaban los hoteles ocupados. Aquí vienen aficionados de todos los rincones del mundo y el impacto que genera en Olivenza es tremendo. Desde dentro de la Fiesta debemos poner en valor el impacto económico que genera este espectáculo para que los que no son aficionados conozcan de primera mano lo que significa y supone el mundo del toro”.

feria-olivenza-taurina-2017-2 feria-olivenza-taurina-2017-1