La economía de la Fiesta de los Toros

El profesor de la Universidad de Extremadura Juan Medina explicó en el III Foro Mundial de la Cultura Taurina algunos aspectos esenciales sobre la realidad económica del arte de Cúchares.

En primer lugar, Medina subrayó lo importante que es analizar estos temas con la mente puesta en los medios de comunicación. Se dice a menudo que la “percepción es realidad”, y aquí los taurinos tenemos un problema, ya que la propaganda anti-taurina traslada una visión económica de la Fiesta que no se corresponde con la situación verdadera.

Por ejemplo: el “lobby” anti-taurino ha permitido que cale la idea de que la caída de festejos vivida desde 2007 supone un hundimiento de la Fiesta. Lo vemos en estos recortes de prensa que presentó Medina en su ponencia:

Mitos antitaurinosSin embargo, como ya hemos explicado en nuestros cinco ejes de defensa de la tauromaquia, esta caída se explica principalmente por el “pinchazo” de una “burbuja” que había inflado la economía española, sobredimensionando la oferta y la demanda taurina.

De hecho, en esta gráfica comprobamos que el número medio de corridas que se ha registrado en la última década está por encima de cualquier otra época histórica. Es por esto que la propaganda anti-taurina debe ser contrarrestada con datos certeros.

Corrida de Toros en España Media AnualCierto es que el pinchazo ha supuesto una caída del número de festejos, pero como explica Medina, no hay que olvidar la fuerte correlación existente (0,89 en el coeficiente Pearson) entre la renta per cápita y las corridas de toros celebradas en España.

Corridas de toros y renta per cápitaAsí, Medina destaca que “los toros no han sido nunca ajenos a los vaivenes económicos globales”. El experto en “tauroeconomía” subraya que “las 300 corridas de 1929 no volvieron a celebrarse hasta 1957” y que “las 678 corridas de 1974 solamente regresaron en 1994”.

Corridas de toros y crisis económica

Por tanto, es importante admitir que existe un retroceso, pero también conviene ponerlo en perspectiva. Eso sí: no vale solamente con matizar y corregir estas argumentaciones enarboladas por las plataformas anti-taurinas. Siempre hay que responder a estos ataques, explicando por ejemplo que no es cierto que los toros reciban cientos de millones de euros en subvenciones. Sin embargo, también conviene pasar a la acción y poner en valor la riqueza que generan los toros. Medina lo ilustró con los siguientes recortes de prensa:

Noticias en defensa económica de los torosAsí, Medina ha señalado que es fundamental demostrar la capacidad de la tauromaquia para generar riqueza. En este sentido, ha subrayado que “los toros son un acontecimiento que convoca a millones de espectadores y son además un sector económicamente relevante, que no se sostiene gracias a las subvenciones sino que se apoya en una oferta y una demanda de gran alcance”.

Así, Medina citó las mismas fuentes de los grupos anti-taurinos para apoyar su defensa de los toros. Un ejemplo lo tenemos en la encuesta de Gallup que mide el interés por la Fiesta. El dato para 2010 señala que un 37% de los españoles están interesados en los toros, el porcentaje más alto desde 1993. En términos absolutos, hablamos de 17,4 millones de personas.

Eso sí: cruzando la encuesta Gallup con el número de corridas de toros podemos comprobar que este tipo de cuestionarios no reflejan necesariamente el alcance de la actividad taurina. Por ejemplo, en 2002 y 2006, los interesados en los toros eran el 31% y el 27%, porcentajes inferiores al 37% de 2010; sin embargo, el número de corridas celebradas entonces era de 859 y 944 respectivamente, frente a las 651 de 2010.

Encuesta Gallup TorosMedina insistió en su ponencia en la importancia de comparar el alcance de público de las ferias taurinas con otros eventos culturales, como por ejemplo los festivales de cine.

Veamos algunos ejemplos, elaborados a partir de los presupuestos del Ministerio de Cultura y de los Ayuntamientos:

– En Gijón, la Feria Taurina tiene prácticamente la misma asistencia que el Festival de Cine, si bien el segundo recibe cerca de 300.000 euros de subvención.
– En Granada, el Festival Retroback de Cine reúne a 10.000 personas y recibe 100.000 euros. En comparación, la Feria Taurina convoca a más de 55.000 espectadores.
– En Huelva, el Festival de Cine cita a 30.395 personas y la Feria Taurina a 23.400, si bien el primer evento se lleva subsidios por valor de 180.000 euros.
– En Málaga, el Festival de Cine concita la asistencia de casi 44.000 personas frente a las cerca de 80.000 que acuden a los toros en La Malagueta. Sin embargo, el ciclo de cine se lleva 2,4 millones de euros de subvención.
– En San Sebastián, la Feria Taurina de 2011 reunió a 31.000 personas. Es cierto que el Festival llegó a 158.000… pero el subsidio otorgado alcanzó los dos millones de euros.
– En Barcelona, el Festival de Cine de Sitges convoca a casi 64.000 espectadores, muy por debajo de los 114.000 que se dieron cita en La Monumental durante la temporada 2011. El ciclo de cine se llevó subsidios por 320.000 euros.
– Por último, en Valladolid vemos que la Feria Taurina reune a 51.000 personas, cerca de los 55.000 espectadores del Festival de Cine que, sin embargo, se lleva 1,6 millones de euros en subvenciones.

Ferias Taurinas vs Festivales de Cine

El caso particular de Valladolid fue desglosado por Medina para poner en valor la pujanza de dicha Feria taurina:

– Reunir un cuarto de entrada en la Plaza de Toros de Valladolid genera tantos ingresos en taquilla como todo el Festival de Cine de la Seminci.
– La Feria de Septiembre convoca prácticamente al mismo número de espectadores. Sin embargo, el ciclo de cine lleva un subsidio de 1,85 millones de euros, mientras que para la Feria Taurina hablamos de 180.000 euros, aproximadamente diez veces menos.
– En cuanto a IVA recaudado, la Feria Taurina deja 37 veces más ingresos fiscales que el Festival de Cine.

Sin abandonar la comparación con el cine, es importante subrayar que dicha disciplina artística sí arroja una continua caída de asistencia en sus salas. El número de personas que acude hoy a los cines españoles es cuatro veces menor que en 1968, cuando la gran pantalla pasaba por un momento de esplendor. Los 93 millones de espectadores de 2012 se quedan muy por debajo de los 143 millones de una década antes.

Asistencia Cine España

LA DERRAMA ECONÓMICA DE LA FIESTA BRAVA

A nivel nacional, ¿qué magnitudes podemos analizar? Con datos del Ministerio de Cultura, Medina señala que en 2012 se vendieron alrededor de 5,5 millones de entradas para eventos taurinos celebrados en España.

5 millones espectadores festejos taurinos españaEn total, la taquilla de todos estos festejos llegó a los 177 millones de euros, a un precio medio  de 32,2 euros que se ponderó para ajustar los datos al tipo de festejo y la categoría de la plaza.

En total, hablamos de casi 2.000 festejos que dejaron tanta recaudación como 50.000 representaciones teatrales o 115.000 conciertos. La taquilla de los toros en 2012 fue 1,5 veces mayor que la del cine español.

Ingresos taquilla cine español extranjero toros musica clasica opera zarzuela danza teatri musica popularSolamente en concepto de IVA, los toros dejaron en las arcas del fisco español unos 25 millones de euros. Solamente el cine extranjero dejó más recaudación a Hacienda:

IVA toros venta de entradasMedina ha señalado que los festejos populares celebrados en 2012 ascendieron a 14.000. La asistencia estimada a los mismos llega a los 19 millones de espectadores. Sumando esta cifra a los 5,5 millones de entradas vendidas en las Ferias Taurinas, hablamos de casi 25 millones de espectadores en los diferentes espectáculos taurinos celebrados en España.

El negocio que mueven los festejos populares asciende a un coste medio ponderado de 126 millones de euros. Cuando sumamos dicha cifra a la taquilla de los espectáculos taurinos, encontramos que los efectos directos totales de la tauromaquia en España llegan a 303 millones de euros.

A esto hay que añadirle el impacto de los efectos económicos indirectos. Medina calcula aquí el gasto en hostelería, alojamiento, transporte y visitantes, de acuerdo con la metodología del INE. En suma, hablamos de 123 millones de euros.

A esto hay que añadirle el efecto indicido, es decir, la multiplicación de la actividad económica que se deriva del impacto directo e indirecto. Medina señala que esta derrama adicional deja en total un impacto de 289 millones de euros, siguiendo la metodología del INE.

Por tanto, solamente midiendo el impacto económico de los espectáculos taurinos, el profesor de la Universidad de Extremadura señala que los toros generan una riqueza superior a los 590 millones de euros.

LAS GRANDES FERIAS, MOTOR DE LA ECONOMÍA LOCAL

Las Ferias Taurinas más importantes son las que contribuyen en mayor medida a esta cifra. Al fin y al cabo, una tarde de toros con 5.000 espectadores y un precio medio de 40 euros ya son 600.000 euros para la economia local.

Por ciudades, aquí tenemos algunas de las Ferias más importantes de la geografía española según su nivel de impacto económico:

– San Isidro: 54,7 millones de euros.
– Pamplona: 20,3 millones de euros.
– Sevilla: 18,7 millones de euros.
– Bilbao 12,7 millones de euros.
– Albacete: 6,5 millones de euros.
– Gijón y Santander: 5,1 millones de euros.
– Logroño, Salamanca y Valladolid: 3,7 millones de euros.
– Cuenca: 3,5 millones de euros.
– Ciudad Real, Huelva y Pontevedra: 2,5 millones de euros.
– Olivenza: 1,8 millones de euros.

Incluso allí donde la Feria se gestiona de forma cuestionable, la riqueza que dejan los toros es más que notable. Tomemos el caso de La Coruña:

– Por cada euro que invierte el Ayuntamiento en organizar el ciclo taurino de María Pita, la inyección económica que recibe la ciudad supera los 8,1 euros.
– Solamente con el IVA recaudado por la venta de entradas, la Hacienda pública ya recupera la cuantía de la subvención concedida.
– El Festival de Ópera recibió en 2012 unos 600.000 euros de subvención, convocando a 13.000 personas. Los toros de dicha temporada fueron financiados con 128.000 euros y citaron a 18.000 personas en los tendidos.

¿QUÉ SITUACIÓN ATRAVESABA LA FIESTA ANTES DE LA PROHIBICIÓN EN CATALUÑA?

Un caso sin duda llamativo es el de La Monumental de Barcelona. Entre 2009 y 2011, en plena crisis, sin subvenciones de ningún tipo y en medio de un profundo y radical acoso político, Barcelona fue la quinta plaza que más festejos organizó en toda España.

Así, Medina ha explicado que La Monumental llevó a más de 10.000 espectadores en doce diferentes tardes de las temporadas 2009 y 2010, asistencia que ronda el lleno de plazas como Valencia, Zaragoza, Santander, Salamanca o Castellón.

Carteles Barcelona TorosEs importante destacar que, en el año 2010, la asistencia de público llegó a las 129.000 personas. Ese mismo año, el Barcelona de Baloncesto reunió a 79.000 espectadores en el Palau Blaugrana, un 40% menos.

LA TAUROMAQUIA EN EXTREMADURA: ALGUNOS DATOS PARA LA REFLEXIÓN

Por ejemplo, Juan Medina compara los espectáculos taurinos de Extremadura con el 58º Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Dicho ciclo se prolonga por dos meses, consigue la asistencia de 68.000 espectadores y deja en taquilla 1,2 millones de euros. Sin embargo, percibe una subvención de 1,4 millones de euros.

Por su parte, los festejos celebrados en plazas extremeñas de segunda categoría (Badajoz, Cáceres, Mérida, Olivenza y Plasencia) suponen solamente 15 tardes pero reúnen a 80.000 personas y dejan en taquilla una recaudación estimada en 3 millones de euros (a un precio medio de 37,5 euros por entrada). ¿Qué subvenciones reciben estos ciclos? Para Olivenza constan 80.000 euros, para Badajoz 45.000 euros… por lo que no hablamos de magnitudes en absoluto comparables.

Espectáculos taurinos en Extremadura vs Festival de Teatro Clásico de MéridaRETOS SECTORIALES

Juan Medina entiende que “la “burbuja taurina” que posibilitó la “burbuja económica” enmascaró los problemas estructurales del sector”. Aquí encontramos:

– Estructura concentrada en la industria, con un oligopolio empresarial en los grandes cosos (cinco firmas manejan dos de cada tres corridas en plazas de primera y de segunda; en cosos de primera, la concentración es del 81%).
– Distorsión del mercado generada por la integración vertical (con empresas que ejercen a la vez de apoderados, ganaderos y comisionistas).
– Regulaciones rígidas en pliegos que imponen condiciones de arrendamiento y explotación de los cocos orientadas a exprimir fiscalmente al sector y limitar su libertad de producción artística y empresarial. Con 550 de las 600 plazas de toros de España en manos de las Administraciones, el sector debe trabajar para reducir cánones, limitar barreras de entradas, liberalizar los criterios de gestión de la programación, reducir costes fiscales y complicaciones burocráticas…
– Destaurinización de la sociedad y ausencia de un “lobby” sectorial capaz de defender la Fiesta desde el punto de vista político, económico, empresarial, jurídico… A lo que se une el reto social/comunicativo (normalizar la presencia de los toros en los medios, generar noticias taurinas que aumenten la visibilidad de la Fiesta, impulsar la presencia en redes sociales del sector…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s